Edicion digital




Cerrar






OPSA-Fac. Psicolog?a-UBA
WonderPanel
Al Key


Los productores de Argentina: Análisis con opinión





Luego de más de 25 años de realizar investigación en el sector agropecuario nos pareció oportuno compartir información de un estudio  sistemático que venimos realizando desde 2006 y que involucran 5 gestiones presidenciales.  

Demás está decir la importancia que tiene este sector en la economía y en la identidad como país.

Estamos convencidos también que la difusión de su actividad y opinión será un buen aporte a la discusión actual.   

 

Actores en conflicto

Primero, digamos que este sector altamente dinámico para la economía, con un elevado nivel de incorporación tecnológica,  aporta 7 de cada 10 dólares que ingresan al país, equivalente a U$S 38 mil millones. 

En segundo término observamos que el sector se ha convertido en un polo de disputa ideológica.   

El productor percibe que hay fuerzas políticas que estimulan su desarrollo y otras que lo consideran  como sector de clase privilegiada y una caja interesante para la aplicación de impuestos.  Los mayores problemas para producir mejor, según ellos,  sean de orden económico, liderando las menciones la Presión Tributaria. 

 

Mi hijo, el Ingeniero
 

Es una actividad donde casi la mitad de los productores ha completado el ciclo superior universitario y, de estos, casi 8 de cada 10 son Ingenieros agrónomos.

Otro dato interesante es la modalidad de gestión de la unidad productiva: El 70% registra generaciones anteriores en la misma actividad.  7 de cada 10 consultados gestionan mediante empresas familiares, donde las  tareas del campo la realizan  principalmente con hermanos, hijos, padres o esposas.  


Esto explica la respuesta  a medidas que vulneran su identidad, o bien, su economía. Es la familia que sale a defenderse.

 

 

 

Nuevo gobierno, nuevos problemas
 

El triunfo del Frente de todos fue una mala noticia para el sector agropecuario. Las causas, entendemos, son de origen ideológico, como marco y económico por necesidad. 

De ahí que al momento de evaluar la conducción del país por A. Fernández la disconformidad sea muy alta. Veamos los datos:

En el comienzo de la gestión de M. Macri,  la expectativa era muy alta y alcanzó un índice del  78%, después fue todo en descenso,  dejando el gobierno con un Índice de conformidad de 45%. 

A. Fernández abre su gestión con un índice del 13%, un  nivel muy bajo que sólo es superado por CFK en 2009 con 5%.

 


Pesimismo para el futuro próximo.
 

En cuanto a las expectativas permanece el pesimismo:  el campo piensa que permanecerá en el nivel actual pero, a la economía del país la percibe con una importante caída, 

 

 

El bolsillo se ajusta.


2020 pegó un salto muy importante con relación al año anterior  en lo que respecta al “empeoramiento” de las expectativas de rentabilidad.  Desciende 20 puntos porcentuales. Sin duda un escenario difícil para el productor.

 


 

 

Pero, lo interesante es ver su estrategia frente a este panorama. Las respuesta son:  “Trabajar más”,  “Sembrar más”, “Incrementar la tecnología”, “Abaratar costos”, “Producir más eficientemente”. Obviamente que están los que no saben lo que harán, que lo estudiarán. De una manera u otra, todos ratifican la consigna de que  “de esto se sale trabajando, no hay otra”
  
 

Epílogo con opinión.


Como expresamos al principio arriesgamos opinión debido a la controversia que muchas veces se observa en las discusiones con argumentos que parecen de una Argentina que ya pasó.  El punto es que el sector agropecuario se transformó. 

Nuestra experiencia recorriendo todo el país ha visto hombres e inclusive mujeres  muy apegados a su actividad con manos trabajadoras. Con antiguas historias de padres o abuelos que de peones o puesteros  crecieron arrendando campos. Por supuesto que no fue todo rosas, la difusión de la tecnología dejó muchos productores afuera del negocio. Pero muchos se reconvirtieron prestando servicios con máquinas (Sembradoras, pulverizadoras, cosechadoras).


Si bien hay grupos económicos con muchas hectáreas que,  inclusive cruzaron a Uruguay o Paraguay para trabajar cuando la presión política y económica se puso dura, pero la mayoría se quedó. El campo de hoy no está explicado por estos grupos, ni por las clases altas de otros tiempos. Con sólo ver los apellidos se intuye un barco en su historia familiar. 


Creo que lo mejor que explica son estos miles de productores, organizados como empresas familiares,  ávidos de tecnología para producir mejor, curiosos  en busca de  nuevas técnicas, arraigados a su suelo y con una identidad que los hace levantar cuando los ofenden.  

Muy tontos seríamos sino capitalizamos para nuestro país este caudal de conocimiento en la agricultura, no dejándolos que se desarrollen e inviertan en nuestro suelo. O mejor hagamos un ejercicio más práctico: pensemos qué sería de nuestra economía y de nuestro interior si no tuviéramos el aporte que realiza el campo.

 

FICHA TECNICA:
Tamaño de la muestra
: 804 entrevistas
Alcance Geográfico: Pampa Húmeda-NEA y NOA
Sistema de Consulta: Entrevistas personales
Fecha: Junio de 2020.
Error  muestral para la estimación de 
“Conformidad con la gestión presidencial” 2%
Nivel de confianza: 95%


 



 

Juan Carlos Tejada
Director
Ex Presidente SAIMO – 2011-2014
Sociólogo.
 


 

Punctum
Quiddity
Latam Research Group
SMR Informtica para la investigacin de mercado
Novomerc
Mec Consultores Asociados
Pull Market
Move
Emprica Focus Groups
NUMERA#
Marina Lla
InData Research
Graciela Escud
NHG Consultora - DBCOM S.R.L.
ISI- Market
ARIA
CIEM ARGENTINA
ABEP
AIM
ACEI
AIMOPE
AMAI
APEIM
CEISMU
AVAI
ESOMAR